Alemania se cansa de los refugiados y expulsará a los que no tienen derecho a asilo

El Gobierno de Angel Merkel comenzará la expulsión de los refugiados sin derecho a asilo.

Alemania comienza a cansarse de los refugiados. Este jueves, el Gobierno alemán ha aprobado un proyecto de ley para agilizar la expulsión de los refugiados que no han recibido luz verde en su petición de asilo.

Para ello, el Gobierno podrá acceder a sus ordenadores y teléfonos móviles, agilizando así el proceso de identificación.

Publicidad
Publicidad

En 2016, Alemania recibió 280.000 peticiones de asilo, un 68% menos que en 2015, momento en el que Angela Merkel lideró un movimiento a favor de la acogida de refugiados. Pero tras el descontrol que se ha vivido en los últimos meses, el gobierno alemán quiere acelerar el proceso de deportación de todos aquellos que no tienen derecho a asilo.

Publicidad

Thomas de Maiziere, ha defendido que a partir de ahora, la Oficina Federal para la Migración y los Refugiados tenga la potestad de acceder a los dispositivos móviles para determinar la identidad de los demandantes.

«Pensamos que es la mejor decisión. No pueden criticarnos por una decisión que considero inteligente y razonable», dijo.

«Muchos de ello no disponen de un pasaporte válido pero sí de un teléfono móvil», agregó.