Alemania condena a cadena perpetua a un refugiado iraquí que violó y asesinó a una joven de 14 años

Alemania ha condenado a cadena perpetua al refugiado iraquí

El refugiado iraquí, que Ali Bashar, de 22  años, no volverá a salir de la cárcel en su vida. La Justicia alemana lo ha condenado a cadena perpetua por violar y asesinar a Susannah Feldman, de solamente 14 años.

Los medios alemanes han confirmado que el Juzgado de Wiesbaden ha decidido condenarlo a cadena perpetua. En el autor, el juez asegura que Ali Bashar «no mostró ningún tipo de arrepentimiento» durante el juicio. «Tampoco mostró ningún tipo de remordimiento» por matar a una adolescente de 14 años. También describe al joven de 22 años como un «asesino de sangre fría».

Publicidad
Publicidad

Este refugiado sirio también está acusado de violar a una niña de 11 años en repetidas ocasiones además de protagonizar un atraco en abril de 2018.

Publicidad

Fue en 2015, aprovechando la permisividad de Angela Merkel para dejar entrar a más de un millón de refugiados, cuando Ali Bashar entró en Alemania. Pese a que se le rechazó su petición de asilo, se le permitió seguir en el país hasta que se produjera el segundo fallo sobre su caso.

Fue en mayo de 2018 cuando coincidió con la adolescente de 14 años en una zona boscosa de Wiesbaden. Allí la violó y la golpeó hasta la muerte, enterrando parcialmente su cuerpo.

Tras asesinarla, Bashar logró regresar con su familia a Irak, pero afortunadamente, fue detenido por las fuerzas iraquíes ante la petición de Alemania.