El alcalde musulmán de Nazaret, la cuna del cristianismo, suspende las celebraciones navideñas

Nazaret se ha quedado sin Navidad. Ali Salam, alcalde musulmán de la ciudad, cuna del cristianismo, ha decidido que este año no habrá ningún tipo de celebración navideñas en la ciudad donde Jesús pasó su infancia.

El alcalde de la ciudad israelí, no ha dudado en tomar la decisión como venganza a que Donald Trump, presidente de Estados Unidos, haya reconocido Jerusalén como capital de Israel.

«Nuestro mensaje es que amamos Jerusalén. Nunca vamos a abandonarla bajo ninguna circunstancia», ha dicho Salam. «Nuestra identidad o fe no están abiertas a debate. La decisión de Donald Trump ha provocado que no podamos celebrar nada y por eso hemos cancelado todas las festividades de estas Navidades».

Actualmente, en Nazaret existe mayoría musulmana, la cual ha elegido al actual alcalde como líder. El 30 por ciento de la población es cristiana.

La decisión tomada por Ali Salam ha sido criticada por las administraciones locales, que aseguran que «es una decisión que va en contra de los cientos de miles de cristianos que llegan a Nazaret en esta época del año».

Algunas de las celebraciones que han sido suspendidas por el alcalde musulmán son el mercado navideño, y la cabalgata del 23 de diciembre. Además se ha prohibido la reproducción de villancicos y canciones navideñas en las calles de la ciudad».

Redacción CasoAislado
Un medio libre que trata la actualidad que otros medios ocultan. Informamos de la cuestión migratoria, de la actualidad política y de ciertos delitos que muchos prefieren silenciar.

Populares

Noticias similares