Ada Colau coloca de nuevo el lazo amarillo en la fachada del Ayuntamiento de Barcelona

Ada Colau vuelve a defender a los golpistas.

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, ha vuelto a posicionarse por enésima vez, a favor de los golpistas.

Este domingo, miles de barceloneses se manifestaron en las calles de Barcelona para protestar contra Quim Torra, president de la Generalitat y para defender la unidad de España.

Publicidad
Publicidad

La manifestación, que contó con la presencia de diferentes asociaciones, acabó en la plaza Sant Jaume, donde la tensión fue a más cuando varios de los manifestantes exigieron que se quitara el lazo amarillo que lleva meses en la fachada del Ayuntamiento de Barcelona.

Algunos de ellos incluso tiró al suelo algunas de las vallas del cordón de seguridad la Guardia Urbana formó para que pudieran acercarsre a la fachada.

Publicidad

Para calmar los ánimos, la Guardia Urbana decidió quitar el lazo amarillo, algo que no gustó a Ada Colau, ya que cree que la Guardia Urbana «cedió ante los fascistas».

La alcaldesa reprendió a la Guardia Urbana y ordenó que el lazo amarillo fuese colocado de nuevo este mismo lunes.

Desde que estalló el ‘procés’ independentista y se comenzaron a encarcelar a los primeros golpistas, Ada Colau siempre se ha mantenido firme en su idea de llenar Barcelona de lazos amarillos o símbolos que homenajeen a los golpistas que están en las cárceles de Estremera y Alcalá Meco.