Publicidad

La CUP organiza una pegada de carteles a favor del referéndum en un barrio obrero y se ven obligados a salir por patas

Así reaccionaron los vecinos ante la pegada de carteles independentistas.

Publicidad

Este miércoles, la CUP organizó en un barrio obrero de Tarragona, una pegada de carteles a favor del referéndum y de la independencia de Cataluña.

Fue a las siete de la tarde cuando en la Plaza Cataluña de Sant Pere i Sant Pau, se citaron varios independentistas con la idea de llenar el barrio obrero de carteles independentistas.

Publicidad

Pero los vecinos, lejos de permitir que los miembros de la CUP llenaran el barrio de carteles a favor del referéndum del 1-O, bajaron de sus casas para evitar que los pegaran: «España una y no cincuenta y una», gritaron algunos vecinos que llevaban banderas de España según informa Del Camp.

Publicidad

«Aquí no queremos vuestros carteles. ¡Fuera de aquí», gritaba otro vecino al grupo de independentistas.

Cerca de 30 vecinos comenzaron a arrancar los carteles que habían pegado, mientras que los independentistas se vieron obligados a dejar el barrio sin poder pegar más carteles. 

Publicidad

.

Publicidad

El grupo de vecinos siguió los pasos de los miembros de la CUP hasta la Avenida Países Catalanes, tratando de dejarles claros que no son bienvenidos en el barrio, además de lanzarles insultos.

«Si quieren mostrar sus ideales, sus pensamientos o sus sentimientos que enseñen pancartas y al acabar se las guarden y a casita. Vienen a nuestro barrio a empapelarlo con basura independentista cuando saben que aquí no queremos saber nada del referéndum», comentaba un vecino.

Tengo 26 años. Vivo en Valladolid aunque soy de Barcelona. Cien por cien en contra del independentismo. Me gusta la música rock y mi pasión es contar la verdad tal y como es.

Publicidad

Contacto: redaccion@casoaislado.com