Boicotean y hunden el hotel rural de la independentista de la CUP, Mireia Boya

Así lo ha confirmado la propia Mireia Boya.

Publicidad
Mireia Boya, de la CUP y que en el mes de agosto, tanto aplaudió los ataques contra el turismo en Barcelona, se ha visto afectada por el boicot de los no independentistas.

La antisistema, que regentaba una casa rural en el Valle de Arán, valorada sobre los 250.000 euros, se ha visto obligada a cerrarlo ante el boicot que han realizado numerosos ciudadanos contrarios al independentismo, aunque ella, a través de Twitter, lo ha descrito como “amenazas fascistas”.

Publicidad

E incluso culpa a Eduardo Inda de responsable por publicar la ubicación de la casa rural.

Publicidad

La ya ex diputada de la CUP, ha publicado varios tuits en los que denuncia “amenazas”, por lo que ha decidido cerrar el negocio familiar para evitar problemas mayores.

“Está cerrada por amenazas fascistas. Por culpa del panfleto OKDIARIO, recibí decenas de amenazas de muerte e incluso me amenazaron con quemar la casa. Estoy acostumbrada”, explica.

Además, la cupera, pide “dejarlos en paz” y “no entrar en su debate de mierda, ya que se ponen en evidencia ellos solos. Se sitúan al lado del fascismo que amenaza. Nosotros seguimos ignorándolos”.

A través de las redes sociales, numerosas personas se han reído de la independentista, asegurando “que no iba ni el tato” a su casa rural.

Publicidad

Deja un comentario

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce aquí tu nombre

Fin del tratamiento: Controlar el spam y gestion de comentarios.

Legitimación: Su consentimiento.

Comunicación de los datos: No se comunicarán sus datos a terceros salvo obligación legal.

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: contacto@casoaislado.com

Puede encontrar información adicional en nuestra política de privacidad