Las mujeres olvidadas

Hablamos de las mujeres verdaderamente olvidadas.

A vísperas de la huelga del 8M, debemos pensar en las mujeres olvidadas y, cuando hacemos eso, nos damos cuenta que el feminismo no busca una igualdad real entre la mujer y el hombre.

El feminismo es un movimiento político partidista de ultra izquierda que están utilizando algunos partidos para esta campaña política. Las medidas que defiende el feminismo son simples postulados partidistas que no mejoran en nada la vida de las mujeres. Fronteras abiertas, crítica al capitalismo, al liberalismo, a la derecha (y con ello a todas las mujeres de derechas)… Esas cosas no ayudan a las mujeres. Y no les ayuda porque al feminismo de 2019 les da igual.

Publicidad

Si verdaderamente quisieran mejorar la vida de las mujeres en el planeta Tierra y por tanto conseguir poco a poco una igualdad real, no existirían las mujeres olvidadas, las mujeres que han sido abandonadas a su suerte, que son precisamente esas que más necesitan un movimiento que avale por la igualdad.

Mientras jóvenes “feministas” se encadenan a Iglesias con los pechos al descubierto o mientras otras feministas critican el malvado capitalismo teniendo un iPhone en el bolsillo; las mujeres olvidadas tienen que aguantar como se destruyen sus derechos y libertades. Y el feminismo no hace nada.

Porque las mujeres olvidadas, las que necesitan y ansían igualdad, no son las españolas feministas, no, son las mujeres que sufren a diario el Islam u otras costumbres realmente discriminatorias. Son esas mujeres de Arabia Saudí, Iran o Afganistán que no pueden mirar a los ojos a un hombre que no sea su esposo, esas que no pueden quitarse el burka, esas que son lapidadas si cometen adulterio.

Las mujeres olvidadas son esas que viven en África, que son violadas a diario, esas mujeres del Congo que sufren de anemia durante el embarazo y no pueden acudir a un hospital a la hora del parto. Son esas mujeres en la India, donde cada 29 minutos una mujer es violada, donde son tiradas, cubiertas de gasolina, a la hoguera y donde menores son obligadas a casarse con hombres adultos.

Las mujeres olvidadas por el feminismo, de las que ninguna feminista habla, son esas que en países como Mali tienen que sufrir terribles mutilaciones vaginales o que en países como la República del Chad son secuestradas por grupos terroristas y violadas hasta la muerte.

Las feministas, si verdaderamente quisieran hacerle algún bien a las mujeres de este mundo, debería dejar de encadenarse a iglesias y hacerlo en mezquitas; deberían dejar de culpar todo lo que hace el hombre blanco heterosexual y empezar a denunciar lo que todos vemos, lo que es un hecho. Pero ellas, porque precisamente no son un movimiento por las mujeres sino uno político y partidista, no se atreven a denunciarlo.

Es de risa que estas jóvenes hipócritas supuestamente “feministas” con iPhones, casas y buen nivel de vida; critiquen el capitalismo, Europa, la cultura occidental, el liberalismo y el control de fronteras… ¡Si todo lo que tienen lo tienen precisamente por eso!

Deberían, en vez de criticar nuestra cultura y nuestro sistema democrático de sociedad, alabarlo. Porque gracias a él, ellas pueden salir a la calle y manifestar sus ideas partidistas. En otros países, ya estarían asesinadas o encerradas.

Las mujeres en España, gracias a fantásticas mujeres del pasado, ya tienen los mismos derechos y oportunidades que los hombres. En España no hay ningún techo de cristal que impida a las mujeres prosperar, no hay un patriarcado que viola, mata y oprime a las mujeres. No. Eso no lo tienen que sufrir las feministas españolas del 2019. Eso lo sufren las mujeres olvidadas. Las de Oriente Medio, África, Asia y gran parte de Latinoamérica.

Y es precisamente porque a las feministas les da igual las mujeres y solo les interesan sus subvenciones e ideologías partidistas, la razón por la que este 8 de marzo no oiremos desde las grandes masas de gente, activistas que condenen el Islam, otras barbaries africanas o asiáticas o, en general, el terrible, inaguantable, infierno que están sufriendo más de tres cuartos de las mujeres de este planeta: las mujeres olvidadas.

@elenfurecidoweb

www.elenfurecido.wordpress.com