Manel Navarro desafina y hace el ridículo en Eurovisión

Tal y como se esperaba, Manel Navarro ha hecho el ridículo en la final del Festival de Eurovisión que se ha realizado este sábado noche en Kiev.

Manel Navarro, cantante elegido por RTVE para acudir a la gran cita europea de la música, ha cumplido con las expectativas; hacer el ridículo ante toda Europa al lograr solamente cinco puntos y quedarse en el último puesto de la clasificación.

Google, a través de sus estadísticas de búsqueda, ya había avisaba de que la posición de España iba a estar entre mala y muy mala y finalmente así ha sido, demostrándose que España no acierta a la hora de elegir el artista que nos debe representar en Eurovisión.

Publicidad
Publicidad

El cantante no desaprovechó la ocasión para ofrecer varios ‘gallos’ durante una actuación que dejó bastante que desear. Una canción sosa, un estribillo con poco gancho y una puesta en escena cutre. Todo lo necesario para cumplir con las expectativas de ser una de las interpretaciones más pobres de la gala.

Portugal la ganadora

Por otro lado, Portugal, la gran favorita para llevarse la victoria, se impuso al resto de países con una canción que conquistó a toda Europa. Los portugueses sumaron un total de 382 con los votos de los profesionales, mientras que en el voto del público el país luso logró la máxima puntuación posible, sumando un total de 758 puntos.