Ana Pastor en La Sexta: «Los terroristas fueron asesinados por la policía»

Ana Pastor la lía al afirmar que los terroristas de Londres "fueron asesinados" por la policía.

El ridículo de La Sexta parece no tener fin. Este domingo, en el programa ‘El Objetivo’ que se emitió anoche, Ana Pastor, su presentadora, demostró no saber usar correctamente la acción asesinar, o bien, siguió en la línea de La Sexta de defender a todo islamista existente en el planeta.

Antes de nada, veamos el significado de asesinar por parte de la RAE: «Matar a alguien con alevosía, ensañamiento o por una recompensa».

Publicidad

Pues bien, Ana Pastor dijo durante el programa emitido anoche: «Los tres supuestos terroristas de Londres fueron asesinados por la policía».

Publicidad

Pese a que en un principio tiende a usar la palabra abatir, finalmente Ana Pastor opta por destacar la palabra «asesinados», además de denominar a los terroristas «supuestos» cuando queda claro que fueron ellos los causantes de las siete muertes.

Publicidad

Ana Pastor: "Los tres supuestos terroristas fueron asesinados por la policía". Toda la información de la metedura de pata de la presentadora: https://casoaislado.com/ana-pastor-la-sexta-los-terroristas-fueron-asesinados-la-policia/

Publié par Caso Aislado sur lundi 5 juin 2017

 

Es difícil de entender cómo una presentadora de un programa es capaz de decir que la policía asesinó a unos terroristas, cuando claramente debió decir que los abatió para evitar problemas mayores, puesto que en la acción de la policía no hay alevosía, ensañamiento o recompensa.

Hay que recordar que La Sexta siempre se ha mostrado a favor de los refugiados y de defender el Islam y anoche. Hace un par de semanas, en el programa de Al Rojo Vivo, presentado por Ferreras, se pudo ver un contador con el hashtag #venidya, pidiendo que llegaran más refugiados a tierras españolas.

Junto a La Sexta, también hay que destacar el ridículo protagonizado este lunes por Las Mañanas de Cuatro, cuando el padre del desaparecido en Londres colgó a su presentador por hacer preguntas tontas.