Una mujer de Barcelona es agredida y amenazada de muerte por un okupa marroquí en su propia casa

La pobre mujer no puede echar a los okupas de su vivienda.

0
323

Aurora, una mujer de la localidad de Calella, en Barcelona, ha denunciado la presencia de dos okupas en su piso. La mujer, de mediana edad, incluso denuncia haber sido agredida por los okupas de origen marroquí y ghanés.

La propietaria de su propio piso, que alquila habitaciones individuales por necesidad económica, asegura que ha recibido agresiones y amenazas de muerte por parte de estos individuos: “Me mandaron un whatsapp diciéndome que mandarían dos personas con pistolas para pegarme un tiro en la cabeza”.

Una mujer de Calella (Barcelona), es agredida por un okupa marroquí en su propia casa y la Justicia no hace nada.

Publié par Caso Aislado sur vendredi 16 juin 2017

“Me han agredido, escupido, amenazado. Tengo miedo en mi propia casa”, añade Aurora con los ojos llorosos en declaraciones al programa Espejo Público de Antena 3. Durante la propia entrevista, se intenta hablar con uno de ellos. Lassana, uno de los okupas y que se encuentra encerrado en su habitación, se niega a salir de ella para dar explicaciones.

Además, el periodista que la entrevista, explica que ha estado ocho meses sin poder entrar en el salón de su propia casa, además de casi no poder cocinar, ya que los okupas le controlan casi todos los movimientos.

La Justicia pasa del tema

Lo más vergonzoso del caso es que Aurora, que lleva meses de sufrimiento y agresiones, ha visto como la Justicia española sigue decepcionando con los casos de okupas, puesto que pese haber amenazas, okupación y agresiones, la Policía ha asegurado que no puede hacer nada si no hay una orden de desahucio.

“Me han dicho que hay que hacer un desahucio y que puede tardar entre seis meses y un año. Además esto no es algo económico. Son dos desahucios y cada uno cuesta 1.500 euro”, explica Aurora.

Leave a Reply

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz