Un inmigrante de Mali es deportado tras llegar al medio centenar de detenciones por acoso

Fin a la pesadilla de las cuatro mujeres.

Publicidad

¡Por fin!, es lo que habrán pensado las cuatro mujeres del barrio vitoriano de Coronación tras saber que el inmigrante de Mali, que las acoso hasta en 50 ocasiones, será deportado a su país.

La Justicia española es capaz de lo mejor y de lo peor y en materia de inmigración, la verdad es que deja bastante que desear. Fue hace tres años cuando este inmigrante protagonizó el primer episodio de acoso.

Publicidad

El hombre, de 39 años, ya era conocido como ‘el acosador de Coronación’ tras alcanzar unos registros criminales que en cualquier otro país habrían supuesto la expulsión inmediata e incluso su ingreso en prisión durante el resto de su vida.

Publicidad

Todas las autoridades de Vitoria conocían su identidad. Lo habían detenido en numerosas ocasiones por acosar a estas cuatro mujeres, entrar en sus casas y hacerles la vida imposible.

Publicidad

Pese a que incluso llegó a saltarse alguna de sus órdenes de alejamiento, la Justicia solamente era capaz de imponerle penas menores hasta que por fin, la Fiscalía de Álava le prohibió residir en Vitoria si salía de permiso. Estuve entre rejas varios meses, donde le diagnosticaron una posible “esquizofrenia paranoide”.

Finalmente, el Juzgado de lo Penal número 1 ha decretado su expulsión del país. Tras esta decisión, será entregado a su lugar de origen, Mali. Su expulsión, que debería haberse realizado tras su primer delito, llega como alternativa a una petición fiscal de dos años y nueve meses de prisión, aparte de una fuerte sanción económica, por tres delitos de coacciones a una misma víctima.