Suiza expulsa del país a un imán por llamar a la violencia contra los no musulmanes

Suiza no pasa ni una contra el islam radical.

Publicidad

Suiza no está por la labor de permitir que su país se convierta en un nido de islamistas radicales. Es por ello por lo que la Justicia suiza ha decidido expulsar a un imán musulmán acusado de ofrecer sermones llenos de odio contra los ciudadanos que no son musulmanes.

El joven de 25 años, inmigrante y que llevaba en Suiza cinco años, no dudaba en difundir imágenes de ejecuciones llevadas a cabo por el Estado Islámico.

Publicidad

Tras investigar el caso, la Justicia ha optado por expulsarlo del país durante los próximos 15 años al asegurar que “su religión representa un peligro para el público”. Junto a la deportación, ha sido penado con dos años de cárcel, por lo que si pasados los 15 años decide volver, deberá pasar dos años entre rejas.

Publicidad

Este imán era conocido por difundir mensajes de odio, en los que llamaba a quemar a aquellos musulmanes que no fuesen realmente fieles y sobre todo, atacar a aquellos ciudadanos que no comparten las ideas del islam.

Publicidad

La policía suiza lo detuvo el pasado mes de octubre tras varias denuncias por ofrecer un sermón en la mezquita de An’Nur, situada en la localidad suiza de Winterthur. Esta mezquita lleva varios meses en el punto de mira, al ser sospechosa de radicalizar a los más jóvenes, e incluso, convencerlos de viajar a Siria para luchar por el movimiento yihadista.