Suecia se convierte en una zona de guerra tras la explosión de 12 bombas en menos de un mes

La situación en Suecia es realmente preocupante.

Publicidad

En los últimos 24 días, Suecia ha sufrido la explosión de 12 bombas, una cifra realmente preocupante para un país que siempre ha presumido de su seguridad y que apenas cuenta con algo más de nueve millones de habitantes.

No hay ninguna duda de que la masiva inmigración y la llegada de numerosos inmigrantes, ha reducido de manera drástica la seguridad de los habitantes del país nórdico.

Publicidad

El ataque más reciente tuvo lugar en un club nocturno de Malmö el pasado 2 de noviembre, destrozando la entrada del local y afortunadamente, no dejando heridos. Según informa SVT, el mismo club nocturno sufrió un ataque similar el año pasado.

Publicidad

Pese a las numerosas explosiones que han tenido lugar en el país nórdico en las últimas semanas, los medios locales insisten en denominarlas “casos aislados” cuando lo cierto es que Suecia está siendo atacada.

Publicidad

De momento se desconoce el autor de estas explosiones, pero Peter Imanuelsen, periodista que sueco, cree que la mayoría de las explosiones están relacionadas con bandas criminales formadas por inmigrantes.

“Sabemos que las bandas criminales formadas por inmigrantes han aumentado en un 75 por ciento en los últimos dos años. Cada vez existen más y ya controlan numerosos barrios”, dice Imanuelsen.

Así fueron algunas de las explosiones

En la noche del 13 de octubre, una fuerte explosión destrozó varias viviendas de un edificio de viviendas de Malmö. El edificio está situado un barrio que ha sido tomado por inmigrantes.

El 16 de octubre, las autoridades suecas recibieron tuvieron que actuar tras la explosión causada por un coche bomba. También en la ciudad de Malmö.

La entrada de una comisaría de Helsinborg quedó destrozada tras la explosión que tuvo lugar el 18 de ocutbre. No hubo heridos.

También el 18 de octubre, el centro de la ciudad de Norrköping fue desalojada por un coche bomba que finalmente no explotó.