Las dos amigas del okupa asesino, Rodrigo Lanza dejan claro que miente: “Víctor Laínez no llevaba ninguna navaja”

Víctor Laínez no llevaba ninguna navaja.

Publicidad

Hasta las amigas de Rodrigo Lanza, el okupa asesino de Víctor Laínez, de 55 años, han dejado claro que el antisistema es un mentiroso.

Este viernes han declarado ante la juez instructora del caso, afirmando que no vieron ninguna navaja en la mano de Víctor Laínez.

Publicidad

Los abogados de la acusación particular y popular, han asegurado que ninguna de las dos jóvenes presenció la agresión porque estaban en la calle, aunque una de ellas sí ha afirmado que la víctima salió tras el grupo cuando ya se iban, le dijo algo a Rodrigo Lanza y este se volvió.

Publicidad

“Una ha contado que observó a Víctor Laínez con los puños como en posición de boxeo, pero no vio arma blanca alguna”, dijo Juan Carlos Macarrón, abogado de la familia de Víctor Laínez.

Publicidad

Más tarde, Rodrigo Lanza dejó una mochila en el suelo, entró tras el hombre al bar y, en mitad del local, delante del propietario del negocio, se produjo la agresión que acabó con su vida.

Respecto a los tirantes, el abogado ha asegurado que las dos chicas afirmaron que no lo vieron, pero pese a ello, afirma que “el componente ideológico está muy claro desde que Lanza le recrimina que vaya por el barrio” y le diga que “no le gustan los nazis”.

Con las declaraciones de las dos amigas de Rodrigo Lanza, se cierra así el capítulo de los testimonios de todas las personas que aquella madrugada presenciaron lo ocurrido en el bar Tocadiscos de Zaragoza.

Otras de las declaraciones clave es la del propietario del local, que afirmó que Rodrigo Lanza “le dio un golpe seco en la cabeza por detrás y continuó dándole golpes en la cabeza y la cara con los puños y por último, una fuerte patada”.