Hungría sabe lo que hace: Sus vallas antirefugiados logran reducir la inmigración ilegal en un 99%

Así es el éxito de Hungría.

Publicidad

Hungría es junto a Polonia el país de la Unión Europa que más en contra está de la llegada de refugiados e inmigrantes ilegales.

El país liderado por Viktor Orbán, ha llevado a cabo diferentes medidas para reducir las posibilidades de que Hungría sea ‘invadida’ por refugiados, tal y como ha pasado en países como Suecia y Alemania.

Publicidad
Publicidad

El país húngaro construyó diferentes vallas para reducir las posibilidades de los refugiados de acceder al país de manera ilegal y György Bakondi, responsable de seguridad de Hungría, ha asegurado que las vallas han frenado la inmigración ilegal en un 99 por ciento, pasando de 391.000 personas en 2015 a solamente 1.184 en 2017.

“Este sistema de vallas es la clave del éxito. Sin esta idea no podríamos haber detenido la inmigración ilegal masiva que estaba cruzando por nuestras fronteras”, explica.

Gracias a Hungría, países como Alemania y Francia también se han visto beneficiados, puesto que muchos de los refugiados e inmigrantes que entraban por la frontera húngara, accedían después al resto de países de la Unión Europea.

Hungría comenzó a construir estas vallas cuando se descubrió que los terroristas que atacaron París en 2015, llegaron a Europa cruzando sus fronteras.

“La gente que ataca o critica las vallas están a favor de poner en juego su propia seguridad. No podemos permitir la entrada de gente sin control alguno”, añade Bakondi.

Publicidad

Deja un comentario

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce aquí tu nombre

Fin del tratamiento: Controlar el spam y gestion de comentarios.

Legitimación: Su consentimiento.

Comunicación de los datos: No se comunicarán sus datos a terceros salvo obligación legal.

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: contacto@casoaislado.com

Puede encontrar información adicional en nuestra política de privacidad