Habitantes de un pueblo francés construyen un muro para evitar la presencia de refugiados

Decenas de habitantes del pueblo francés construyeron un muro para frenar a los refugiados.

0
464

Los habitantes de un pueblo francés han mostrado su enfado contra la decisión del Gobierno central de alojar refugiados en un antiguo hotel de la localidad sin haber realizado previamente una consulta.

Decenas de ciudadanos de Séméac, al suroeste de Francia, han construido un muro alrededor del hotel que iba a ser usado como centro de acogida de numerosos refugiados. El muro, de 18 metros de largo y casi dos metros de alto, ha sido construido como protesta.

“No estamos en contra de la llegada de inmigrantes”, dice Laurent Teixeira a AFP. “Pero se nos debe de consultar. Nosotros somos los habitantes de este pueblo y debemos decidir si aceptamos o no refugiados“.

Las autoridades francesas tenían en mente enviar 85 refugiados al edificio al que ahora no se puede acceder debido al muro.

“No hay nada preparado para la llegada de estos refugiados. Las escuelas y los servicios públicos no tienen espacio para más gente”, añade Laurent.

Séméac es un pequeño pueblo de 5.000 habitantes y el Hotel F1 es uno de los 62 comprados por el Gobierno para poder meter en ellos a los refugiados.

Un total de 85.000 personas pidieron asilo en Francia el año pasado, cifra que no incluye los refugiados indocumentados, que podrían superar los 30.000.

Leave a Reply

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz