Estrasburgo se ríe de España y la condena a pagar 50.000 euros por maltrato a los etarras que atentaron en la T-4

Ambos etarras serán compensados económicamente.

Publicidad

Vergonzosa decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Estrasburgo ha condenado a España a pagar 50.000 euros a los etarras Mattin Sarasola Yarzábal e Igor Portu, miembros de la banda terrorista ETA que atentaron contra la T-4 de Barajas, por torturas y maltrato por parte de la Guardia Civil en su traslado al cuartel de Intxaurrondo.

La Audiencia Provincial de Guipúzcoa condenó a los cuatro agentes de la Benemérita, aunque el Tribunal Supremo anuló los cargos, una decisión que fue recurrida por los etarras ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, Estrasburgo, que finalmente ha dado la razón a los terroristas, obligando a España a pagar 20.000 y 30.000 euros a los etarras por daños morales.

Publicidad

Portu y Sarasola fueron condenados en mayo de 2014 a 1.040 años de cárcel por el atentado contra la T-4 de Barajas cometido el 30 de diciembre de 2006 en el que murieron dos ciudadanos ecuatorianos.

Publicidad

En su sentencia, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos alega que el maltrato infligido a los etarras no puede calificarse de tortura, pero sí que “fue lo suficientemente grave como para ser considerado trato inhumano y degradante”.

Publicidad

Y pese a que consideran inconsistente el relato de los etarras, considera que hay suficientes pruebas de “que las lesiones descritas en los certificados presentados por los solicitantes, cuya existencia no fue negada por el Tribunal Supremo ni por el Gobierno, ocurrieron cuando se encontraban en manos de la Guardia Civil”.

Por último, Estrasburgo alega que “ni las autoridades nacionales ni el Gobierno español presentaron argumentos convincentes que pudieran usarse para explicar los daños sufridos por los demandantes”.