Comienzan a imputar a los directores de la escuelas que abrieron sus puertas en el 1-O

El juzgado de Sabadell considera que existe un delito de desobediencia a la autoridad judicial.

Publicidad

El juzgado de instrucción número 2 de Sabadell, en Barcelona, ha comenzado a imputar a los directores de las escuelas que permitieron el 1-O pese a existir una orden judicial que impedía su celebración.

Es por ello por lo que desde el juzgado de la localidad barclonesa se ha pedido identificar a la persona que ejerció el cargo de director en el colegio Pere Calders de Polinyà entre los días 27 de septiembre y 1 de octubre para que declare como investigado por un posible delito de desobediencia a la autoridad judicial.

Publicidad
Publicidad

En caso de que sean declarados culpables, los directores serán inhabilitados y podrían recibir penas de prisión y multas económicas.

CCOO critica estas imputaciones

Comisiones Obreras considera que la “imputación de una trabajadora pública se suma a las denuncias por adoctrinamiento ya las declaraciones que ponen en duda no sólo la profesionalidad de todos y todas las trabajadoras de la educación catalana sino también su honorabilidad”.

Por su parte, desde la Federación de Educación se cree que “la directora de la Escuela Pere Calderas no puede ser imputada de ningún delito” ya que “semanas antes de que se celebrara el referéndum del 1 de octubre, se exigió a los Departamentos de Governación y Ensenayment garantías jurídicas para los directores”.

Publicidad

1 Comentario

Deja un comentario

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce aquí tu nombre

Fin del tratamiento: Controlar el spam y gestion de comentarios.

Legitimación: Su consentimiento.

Comunicación de los datos: No se comunicarán sus datos a terceros salvo obligación legal.

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: contacto@casoaislado.com

Puede encontrar información adicional en nuestra política de privacidad