Austria se une a Hungría y Polonia y rechaza acoger más refugiados

Austria tampoco quiere refugiados.

Publicidad

Sebastian Kurz, canciller de Austria, lo tiene claro; no van a acoger más refugiados.

Austraia se une así a Hungría y Polonia, los principales países europeos que rechazan la política migratoria y las cuotas de refugiados impuestas desde la Unión Europea.

Publicidad

Según Kurz, la Unión Europea debe modificar sus cuotas de refugiados y permitir que cada país decida cómo tratar lo que ocurre dentro de sus fronteras.

Publicidad

No vamos a permitir que la Unión Europea nos diga cómo debemos actuar dentro de nuestro territorio. Se ha demostrado que la cuota impuesta para acoger refugiados ha sido un tremendo error. Ha sido ineficaz y ha causado una gran división entre los países de la Unión Europea”.

Publicidad

Además, Sebastian Kurz apoyó al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, que cuestionó el mantenimiento de las cuotas obligatorias para reubicar refugiados: “Tusk tiene razón cuando dice que las cuotas obligatorias de refugiados en la UE no han funcionado. Voy a abogar por cambiar esa equivocada política de refugiados”.

Desde la Comisión de la Unión Europea, se ha calificado esta postura de “antieuropea”, y consideran “egoísta” que no quieren acoger a los refugiados: “Estos países deben entender que la Unión Europea es un colectivo solidario”.