Austria endurece su política migratoria: Requisará teléfonos móviles y les quitará el dinero que tengan para pagar el gasto que supone su estancia

Austria sigue dando lecciones de políticas migratorias.

Publicidad

Austria sigue con su lucha contra los inmigrantes. El Partido Popular Conservador y el Partido de la Libertad de Austria han aplicado desde este martes nuevas medidas para evitar la llegada masiva de inmigrantes.

El nuevo Gobierno ha aprobado que requisará los móviles de los inmigrantes y refugiados que lleguen al país para analizar toda la información que tengan y conocer la identidad de ellos.

Publicidad

Además, se les quitará el dinero y será usado para pagar el gasto que supone su llegada al país.

Publicidad

En caso de que no consigan pagar su estancia en el país, verán reducidas sus ayudas.

Publicidad

Los cambios en la política migratoria han sido recogidos en un documento de 180 páginas que ha sido escrito por ambos partidos.

“Confiamos en que estas medidas ayudan a Austria en su política migratoria. Queremos combatir la llegada de inmigrantes. Nadie debe tener miedo”, han dicho.

Sebastian Kurz, cancilles austríaco, ha dicho: “No vamos a permitir que inmigrantes que nunca han trabajado aquí o nunca han pagado por nada, se aprovechen de nuestro sistema de ayuda de cientos de miles de euros“.

Estas medidas han sido muy criticadas por las asociaciones defensores de refugiados e inmigrantes. Este lunes, 6.000 personas se manifestaron a favor de la llegada de refugiados.