Acoso a la Policía Nacional en Cataluña por parte de los independentistas

Así es la pesadilla que viven los independentistas.

Publicidad

La Policía Nacional ha sufrido más de 30 ataques y actos vandálicos relacionados con el proceso independentista de que comenzó a ganar en fuerza.

Exactamente, desde el pasado mes de septiembre, según un informe de la Jefatura Superior de la Policía en Cataluña, se han producido 34 ataques que han afectado a diferentes dependencias policiales y a sus agentes.

Publicidad

Fachadas empapeladas, lanzamiento de huevos, escraches y amenazas son algunos de los actos vandálicos protagonizados por los independentistas más radicales.

La Jefatura de la Policía Nacional en Cataluña ha contado los escraches que tuvieron lugar el 19 de septiembre en el Hotel Gaudí de Reus, donde se alojaron numerosos agentes enviados a Cataluña y que finalmente fueron trasladados a los cruceros en el Puerto de Barcelona.

Pese a que los políticos independentistas siempre han defendido que el proceso nacionalista y sus manifestaciones han sido pacíficas y respetuosas, los agentes de la Policía Nacional vivieron y viven una auténtica pesadilla en Cataluña.

Insultos, amenazas, escraches, lanzamiento de huevos, escupitajos y más acciones por parte de los separatistas que dejan evidente que el odio hacia los agentes de los Cuerpos del Estado existe.

Fue esta semana, cuando se produjo el último ataque contra la Policía Nacional. Varios independentistas radicales, pertenecientes al colectivo Arran, conocidos como ‘los cachorros de la CUP’, atacaron la comisaría de Terrassa.

Ataques contra la Policía Nacional en Cataluña

– Escraches a los agentes de la Policía Nacional y Guardia Civil en las puertas del Hotel Gaudí de Reus el pasado 19 de septiembre

– Escrache ante la comisaría de Manresa protagonizado por estudiantes del instituto de educación secundaría Lluís de Peguera.

– Ataque a la comisaría de Vic

– Ataque a las dependencias de la Policía Nacional en Girona.

– Escraches a principio de octubre en varios hoteles de Calella, además de la negativa a atender a los agentes en varios locales. En Figueres y Pineda de Mar también se vivió algo similar.

– Cortes de carretera en Farga de Moles para impedir el relevo de los policías.

– Lanzamiento de bengalas contra la comisaría Provincial de Girona el pasado mes de octubre.

– Escrache en las dependencias de Terrassa el pasado 14 de diciembre.

– Lanzamiento de botes de pintura contra la fachada de la Comisaría Provincial de Girona y lanzamiento de una bengala encendida.

– Pintadas y ataques en las comisarias de Santa Coloma de Gramenet y Terrassa.

Publicidad

Leave a Reply

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz